lunes, 1 de febrero de 2016

Por las manos de Scapparoni



Independiente pudo salvar un empate frente a Villa Dálmine en el nuevo comienzo de la B nacional, gracias a tres grandes intervenciones de Scapparoni.


Las ilusiones se renovaban en el pueblo leproso, es que una nueva edición de la B nacional comenzaba, esta vez en el Gargantini con sólo los hinchas que son socios, el azul se enfrentaba a Villa Dálmine, equipo dirigido por el Flaco Vivaldo, que fue reconocido por el público y la dirigencia del club.

El partido arrancaba bien, ambos equipos buscaban dominar la pelota pero ninguno estaba preciso, pese a esto, las dos más claras en el PT fueron para Independiente, la primera   un bombazo de Díaz quien fue el mejor jugador de los primeros 45 minutos, pero Kletnicki resolvió bien hacia un costado, y la segunda fue un cabezazo de Silva que se estrelló en el travesaño.

En el complemento el panorama se oscurecía para la lepra debido a que a los 48" Emanuel Díaz se iba expulsado por doble amarilla, Quinteros, sacó a Morales Neumann y metió a Diego Cálgaro para compensar el mediocampo, pero resignando la ofensiva y jugándosela al empate.

Independiente se metió atrás y Villa Dálmine se agrandó, el viola generó grandes chances, pero para suerte del azul Maximiliano Scapparoni estaba en su tarde y salvó en distintas oportunidades la caída de su valla.

En la última jugada del partido, el golero leproso atajó nuevamente un claro cabezazo, en el rebote, Dálmine marcaba el gol  pero era anulado por el árbitro para suerte de Independiente, ya que Paletta cobró un off-side inexistente.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario